17 abril 2016

Cumpliendo Sueños #OasisAdobera

Los días 8, 9 y 10 de abril llevamos a cabo el segundo fin de semana del Oasis. Durante toda la semana se organizaron distintas iniciativas en las que mostrar que materiales y/o talentos eran necesarios para poder cumplir nuestros sueños comunitarios.

El viernes continuamos con la etapa del cuidado, iniciada en el fin de semana previo. Vimos qué materiales y talentos teníamos, cuáles necesitábamos, qué nos faltaba... El viernes también decidimos cuál iba a ser el "plan de acción" en la fase siguiente, planteándonos los objetivos a cumplir en cada jornada (sábado mañana - sábado tarde - domingo mañana). Finalmente decidimos que íbamos a desarrollar la siguiente fase en ambos lugares, al mismo tiempo, y que cada uno decidiría dónde acudir, en donde se sintiera más cómodo.


El sábado y parte del domingo se llevó a cabo la fase del milagro ("el bricolaje"). En cada uno de los lugares se siguió el siguiente plan de trabajo:
  • En La Adobera íbamos a pintar las paredes por lo que hubo que vaciar el local, "limpiar" las paredes, aplicar aquaplast para quitar grietas, lijar y pintar. También se construyó una estantería, un cabecero-tablón de anuncios y un pequeño escenario. A modo de decoración del local, se pinto un gran mural con el lema "Yo creo en un mundo mejor"
  • En el paraje "El Soto" se acondicionó un espacio de esparcimiento: se creó un pequeño camino alrededor de la laguna, se hizo un puente, se construyó una cabaña tipi, se montaron dos mesas con bancos y se pusieron unos parterres con plantas aromáticas.

Por último, el domingo se realizó la penúltima fase del juego del oasis: la celebración. Ya que es importante reconocer y celebrar la contribución de cada uno en la conquista colectiva. Por ello, celebramos una Comida de traje ("yo traje esto para compartir con los demás"), hubo juegos con paracaídas para los peques, bailes... A esta celebración se sumo todo aquel que quiso celebrar lo que habíamos conseguido.



Como decíamos en el círculo de cierre esto no es un final, sino un principio. Y ese principio es el último paso del juego del Oasis: La Re-evolución. Un momento en que mirar para atrás, llevarnos aprendizajes e inspiraciones y comenzar un nuevo ciclo de sueños: un principio.

Un principio para que la comunidad de San Martín y Mudrián siga soñando y se plantee nuevos retos, sabiendo todo lo que ha sido posible en un fin de semana. Y también un principio para que los y las participantes de Activa la Adobera continúen con un proceso de aprendizaje en acción sobre emprendimiento social con base comunitaria en el medio rural. 


Fotografías del Oasis Adobera
Vídeo-resumen del proyecto Activa La Adobera
Si quieres saber lo que ocurrió en el fin de semana anterior pincha aquí.